Cualquier persona que haya tratado con un propietario ausente o con vecinos ruidosos en el piso de arriba le dirá que vivir en un apartamento a menudo es un desafío. Comprar tu propia casa te da más control sobre tu situación de vida y, aunque tendrás responsabilidades adicionales, vendrán con un sentimiento de libertad y orgullo. Hay muchos beneficios al ser dueño de su propia casa y si está pensando en comprar, nunca es demasiado pronto para examinar todos los beneficios. Todos los aspectos de la propiedad deben desempeñar un papel en su decisión, por lo tanto, antes de comenzar a comprar en casa, tómese un tiempo para considerar por qué quiere ser dueño de su casa y cómo mejorará su calidad de vida. Incluso si acaba de elegir una pequeña casa modular, todavía hay beneficios. Muchas casas modulares pueden diseñarse como desee, proporcionándole todo lo que necesita y desea a un precio muy razonable.

Además de ser propietario del edificio, usted será propietario de su propiedad y tendrá la capacidad de plantar, cultivar, cultivar jardines, ajardinar y dedicar tiempo a su tierra como desee. Además de tener control sobre su casa, usted tiene control sobre su propiedad. Puede crear un espacio exterior que sea tan cómodo como el espacio interior. Lo mejor de todo es que no compartirá este espacio con toda la comunidad. Si valoras tu privacidad tanto en el exterior como en el interior, puedes construir una cerca y crear tu propia habitación al aire libre.

Además de tener su propio espacio, disfrutará de los beneficios financieros que posee. Hay ventajas fiscales y cada año cuando declare sus impuestos, podrá reclamar los intereses hipotecarios y los impuestos a la propiedad que haya pagado ese año. Si bien no recuperará cada centavo que haya pagado, recibirá una factura de impuestos con descuento por pagar estas facturas. Los propietarios de los apartamentos pueden asumir que no están pagando el impuesto a la propiedad, pero puede estar seguro de que el propietario lo está incorporando al precio del alquiler. Además, si están pagando una hipoteca, usted está destinando parte de su dinero a la causa.

Al ser dueño, estás construyendo equidad. Esto significa que, en lugar de entregar su dinero al propietario cada mes, lo está asignando a la hipoteca que es propiedad del banco. Cada pago te ayuda a construir equidad. Aquellos con una gran equidad tendrán mejores puntajes de crédito, mejores opciones de préstamo y el orgullo de saber que están pagando por algo que poseerán un día en lugar de pedirle prestado espacio a un propietario.

Finalmente, uno de los mayores beneficios de la propiedad es intangible. Sentirás un orgullo de propiedad que no es familiar para los que alquilan. Independientemente de cuán pequeña y simple sea su casa, es suya y si paga su hipoteca, nadie debería poder quitársela. Cada noche, volverás a casa a un espacio que es todo tuyo, privado, decorado como desees y disfrutado solo por aquellos que consideres que son bienvenidos. Ser propietario de su propia casa está lleno de beneficios y la elección correcta para muchas familias.