Iniciar un negocio es emocionante; puedes ser tu propio jefe y tomar todas las decisiones. No importa qué tipo de negocio tenga, ya sea minorista, peluquería o restaurante, necesitará un espacio minorista de primer nivel para que su negocio despegue. El tipo de propiedad comercial para arrendar depende del tipo de negocio que tenga. También deberá seleccionar una ubicación que reciba mucho tráfico y alrededor de otras empresas que sean complementarias.

Cuando revisa la propiedad minorista por primera vez, quiere asegurarse de que haya suficiente espacio. Cierra los ojos y visualiza todo en el espacio. ¿Hay una sala de descanso en la parte de atrás para los empleados? ¿Qué hay de un baño? No se olvide de asegurarse de que habrá suficientes recursos de servicios públicos para respaldar su negocio. Siempre asegúrese de visitar muchas propiedades antes de decidirse por una final.

La ubicación es imprescindible y desea configurar su lugar en una ubicación de fácil acceso a través de las carreteras y autopistas principales. Las ubicaciones en centros comerciales y centros comerciales tienden a recibir mucho tráfico peatonal. Averigüe si hay una gran cantidad de empresas competidoras en la misma área. Puede que no sea una buena ubicación si hay demasiados competidores en el área porque el mercado ya puede estar saturado. También puede considerar si las empresas enemigas en el área complementan las suyas.

Puede ser una buena idea hablar con la persona que alquiló por última vez el mismo espacio. Pregúnteles por qué se fueron y si sienten que la ubicación es adecuada para su negocio. El precio es otro factor a considerar. Los espacios comerciales más caros se encuentran en grandes y elegantes millas de compras. Es muy probable que un espacio en un pequeño centro comercial sea más asequible.

Los arrendamientos comerciales pueden ser muy complejos e implicar muchas estipulaciones y letras pequeñas. Puede considerar utilizar los servicios de un abogado para asegurarse de obtener el valor de su dinero. Si está alquilando un gran espacio comercial y gastando mucho dinero, tendrá más poder de negociación y podrá negociar fuertemente a su favor. Los inquilinos comerciales tienen menos derechos y protecciones que los inquilinos residenciales, por lo que es una buena idea contar con un experto experimentado que se encargue de toda la documentación por usted y que negocie en su nombre.

Si tiene alguna pregunta, no dude en preguntar a su abogado y al equipo de administración de la propiedad. Establezca quién será responsable del mantenimiento, seguro e impuestos. Iniciar su propio negocio es un gran problema, pero un espacio minorista de primer nivel puede ser un gran impulso.